NOSOTROS



Me llamo Marina, y soy la creadora de Naturarium.

A lo largo de mi carrera como enfermera he trabajado en campos muy diversos, desde quirófano pediátrico y neonatal hasta Atención Primaria. En los distintos servicios en los que me he desarrollado y enriquecido como enfermera, siempre he prestado especial atención al cuidado de la piel. 

La prevención del deterioro de la integridad cutánea es una de las tareas en las que se centra la enfermería. En mi día a día cuido diversos tipos de heridas, úlceras y demás estados alterados de la piel. A esto se añade que yo misma he padecido dermatitis atópica desde la infancia, por lo que conozco bien las frustraciones y particularidades asociadas a una piel delicada y exigente. Naturarium, ha empezado precisamente sobre la base de mis conocimientos en la prevención de las dolencias cutáneas mediante el cuidado de la piel sana. 

Para ello, me he especializado en cuidados dermoestéticos  y he ampliado mi formación con el estudio  de técnicas manuales como el Lifting Facial Japonés, enfocado al rejuvenecimiento facial, así como a la prevención de los signos de la edad y la epigenética en el rostro. Me gusta combinar prácticas orientales más orientadas al trabajo manual de la piel y la musculatura facial con la medicina occidental, que integra en el cuidado de la piel principios activos cosméticos y farmacológicos basados en la investigación científica. Soy miembro activo de ANEDE, Asociación Nacional de enfermeros especialistas en dermoestética.

Soy muy exigente con las marcas con las que trabajo, y me centro en adaptar cada tratamiento al tipo de piel y a las necesidades de mis pacientes. A la vez, trato de ejercer un consumo responsable con el medio ambiente, por lo que siempre busco la sostenibilidad, dentro de mis estándares de eficacia, en los tratamientos que llevo a cabo en cabina.








Seleccionamos las marcas con las que trabajamos solo tras investigarlas exhaustivamente. Todas ellas son marcas con un desarrollo del producto muy cuidado, y con ingredientes respetuosos tanto con la naturaleza como con la piel. 

Confiamos en la cosmética española de Casmara, una firma que desarrolla su propia labor investigativa; sus creaciones nos llegan directamente desde su laboratorio en Valencia. Ofrece una gama de tratamientos neurocosméticos centrados en la eficacia probada de los principios activos que utiliza. 

También trabajamos con marcas internacionales como May Lindstrom en protocolos elaborados específicamente,  y usamos productos seleccionados de otras como Sunday Riley, Skinceuticals, Institut Esthederm o Drunk Elephant en diferentes rutinas de cuidados. 







La otra mitad de naturarium es Marcos. Él se encarga de darnos visibilidad en las redes y la gestión de la marca online. Marcos es quien bautizó a Naturarium y una parte esencial en la dirección creativa. Para nosotros es muy importante la transparencia, así como ser claros e informativos a la hora de explicar por qué creemos que un tratamiento le iría bien a tu piel. Marcos, que redacta de maravilla debido a su background en filología, lo hace posible dando forma a los textos en los que explicamos cada uno de los tratamientos en la web. Juntos hemos desarrollado y dado forma a esta idea en cuya integridad y  continua actualización seguimos trabajando codo con codo cada día. Este es nuestro proyecto más importante hasta la fecha, y como en todos los que desarrollamos juntos, estamos disfrutando mucho haciéndolo realidad, poniéndole todo nuesto cariño. 

En esta presentación no podemos dejar de hablar de Julia. Julia es esencial en el desarrollo artístico de la marca. Gran parte de las labores de diseño gráfico de esta web se las debemos a ella.  Es la creadora de Postreadicción y ha sabido trasladar la frescura de su empresa a este proyecto tan distinto. 



Otro retrato del equipo Naturarium, esta vez versionado por Julia.

La clínica se encuentra en un lugar muy especial: el antíguo estudio de arquitectura de Rodrigo, el padre de Marcos. Es un lugar muy acogedor e íntimo, que el mismo Rodrigo ha ayudado a reconvertir con mucho gusto, y sin que perdiera su esencia. Además, tiene unas preciosas vistas al jardín, con sus árboles frutales y flores, para aportarte una experiencia aún más relajante. 


Como ves, Naturarium es un proyecto muy personal en el que volcamos todas nuestras ganas y nuestro cariño. Nos gustaría mucho conocerte, cuidar tu piel, y darte muchos mimos en nuestra preciosa cabina.